Por una Salida Democrática y Popular a la Crisis

A 10 días de iniciado el Paro Nacional, su continuidad y ampliación expresan un nuevo momento del acumulado de luchas sociales y políticas del pueblo colombiano.

Su protagonista principal son las juventudes junto a otras expresiones del movimiento de trabajadores, cívico, popular, étnico, campesino y democrático que no resisten más la arrogancia del mal gobierno de Iván Duque y el Uribismo. La movilización trasciende el rechazo a un proyecto puntual, y abarca la inconformidad con la orientación general del régimen político corrupto y violento que pretende mantener como si nada los privilegios de unos pocos. Todo el reconocimiento a este movimiento que ha logrado derrotar en las calles la reforma tributaria, la compra innecesaria de 24 aviones de combate, y obligó a la renuncia del nefasto ministro Alberto Carrasquilla.

Abogamos porque El Comando Nacional de Paro y los Comandos Departamentales reconozcan la realidad del movimiento de protesta y faciliten su ampliación mediante la participación de nuevas expresiones y liderazgos democráticos, especialmente jóvenes y mujeres, que emergen de la resistencia y la lucha popular en curso. La amplitud, la unidad, la movilización y la organización son premisas vitales para avanzar en la conquista de nuevas y más trascendentales victorias, y la derrota a las pretensiones divisionistas, provocaciones y saboteos de diverso tipo que promueve la Presidencia de la República.

Los 37 asesinatos y demás violaciones de derechos humanos documentadas que se han presentado en el marco del Paro Nacional no pueden quedar en la impunidad. Exigimos que cese inmediatamente la represión policial y militar, y se garanticen todas las medidas del orden nacional e internacional para que haya verdad, justicia y reparación. A las familias y comunidades que sufren los atropellos del terrorismo de Estado, en especial al ejemplar pueblo de Cali y el Valle del Cauca, nuestro permanente apoyo y solidaridad.

Denunciamos y rechazamos la utilización de la infiltración y otras modalidades de la guerra política y psicológica que vienen promoviendo los organismos de seguridad del Estado con el objetivo de provocar la violencia en las manifestaciones y desacreditar ante la ciudadanía en general el derecho constitucional a la legítima protesta que es masiva, pacífica y muy alegre mediante múltiples manifestaciones artísticas y culturales.

El desmonte del escuadrón de muerte que representa el ESMAD, así como la reforma estructural a la policía nacional son reivindicaciones hoy con mayor legitimidad ante las evidencias que demuestran la ilegalidad e inhumanidad de los actos de represión policial, que cuentan adicionalmente con la complicidad de la Fiscalía, la Procuraduría y la Defensoría del pueblo, plegadas vergonzosamente al servicio de la politiquería y a favor de la impunidad.

Respaldamos que para garantizar el acceso a servicios y bienes prioritarios a la población se faciliten todos los corredores humanitarios necesarios.

Saludamos todos los pronunciamientos que han solicitado respeto a la protesta social y rechazo a la represión estatal provenientes desde organismos internacionales como Naciones Unidas, gobiernos y otras instancias de carácter supra estatal, al igual que desde el movimiento de derechos humanos y organizaciones del campo social y político democrático.

Es muy importante que no se detenga esta labor de solidaridad permanente.

Contrario a los intereses continuistas y reaccionarios del Gobierno Nacional, el gran empresariado, el Centro Democrático, el Partido Conservador y otros partidos y sectores tradicionales, apoyamos y trabajamos por una Salida Democrática y Popular a la Crisis Nacional.

Esta orientación implica mantener y fortalecer la movilización y la protesta en campos y ciudades mediante el Paro y otras formas de intervención ciudadana de carácter amplio, unitario y democrático que obliguen al gobierno Duque a revocar las medidas anti populares denunciadas en el pliego de emergencia, entre ellas, la revocatoria al Proyecto de salud 010, la reforma tributaria del año 2019, la reforma laboral contenida en el decreto 1174 de 2020, la alternancia educativa sin condiciones, las fumigaciones con glifosato, entre otras medidas regresivas.

Así mismo reafirmamos la propuesta del VII Congreso de la UP a favor de un Plan de Emergencia Social que incluya por lo menos renta básica universal, subsidio a la nomina, matricula cero y apoyo a la pequeña y mediana empresa.

Urge que el gobierno nacional asuma cambios en el plan de vacunación, sumándose a las exigencias internacionales por el levantamiento de las patentes que ayude a salvar millones de vidas, y facilitando el ingreso de todas las vacunas disponibles que cumplan con la verificación necesaria, sin ningún tipo de sesgo político o ideológico.

Avanzar en un proceso diálogo y negociación con los representantes directos del movimiento popular, amerita el cese inmediato de la represión policial y la militarización, mediante la cuestionada figura de la “asistencia militar”.

Solicitamos a la Alcaldesa Mayor de Bogotá, así como a los demás Alcaldes y Gobernadores del país oponerse a esta medida arbitraria y hacer prevalecer la autoridad civil en contra de los llamados militaristas a favor de la violencia y la constitución de frentes paramilitares anti paro que ya son responsables de varios asesinatos y atentados en la ciudad de Pereira y Cali, que buscan justificar mayores recortes a las libertades y derechos, mediante la declaración del estado de conmoción interior, e incluso otras medidas de carácter golpista y dictatorial, con las cuales se trataría de favorecer el continuismo de derechas, y la suspensión o intervención en el proceso electoral del año 2022.

En este marco de disputas y avances en las resistencias y la lucha popular, la Unión Patriótica, el PCC y la JUCO, llamamos al conjunto del pueblo colombiano a construir y fortalecer en todos los municipios de Colombia escenarios de coordinación, cabildos o asambleas populares amplias y unitarias que permitan fortalecer la organización y la movilización social como parte esencial del proceso de construcción del PACTO HISTORICO, necesario para avanzar en un nuevo gobierno y una salida democrática y popular definitiva a la crisis.

¡VIVA EL PARO NACIONAL!

UNIÓN PATRIOTICA

PARTIDO COMUNISTA COLOMBIANO

JUVENTUD COMUNISTA COOMBIANA

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Colombia en alerta roja total

El presidente Iván Duque ha ordenado la total militarización del país ante la masificación de las protestas callejeras en contra no solo de su proyecto Reforma Tributaria que eleva los impuestos a los productos de primera necesidad, sino contra toda la incapacidad, incompetencia y corrupción de su gobierno. Ha recurrido Duque a la llamada “asistencia militar”, figura difusa y extraña, que no es más que carta blanca para actuar militarmente en contra de las manifestaciones de protesta, respondiendo de esta manera al llamado del expresidente Uribe Vélez de de autorizar a policías y soldados a disparar, supuestamente para defender su integridad y la de la ciudadanía.

Lo que realmente hay en Colombia es una ruptura social con el viejo y corrupto poder, que empezara a sentirse con fuerza en las manifestaciones multitudinarias de noviembre de 2019 que fueron violentamente reprimidas y que cesaron por la llegada de la crisis sanitaria. El desprestigio del gobierno es total y las posibilidades de profundos cambios en las elecciones presidenciales de 2022 son reales.

Al militarizar el país, busca el gobierno y la clase política dominante destruir violentamente la protesta social. Ensayan nuevas fórmulas de guerra de baja intensidad. Recurren a la magnificación de las acciones de saqueo y vandalismo que son realizados por grupos infiltrados de los organismos de seguridad y por algunas bandas delincuenciales que aprovechan la situación para el pillaje, para justificar el violento accionar militar. Pero no es el vandalismo la esencia de las marchas, que se caracterizan por su radicalidad, pero también por el pacifismo e incluso por la alegría, el uso de la música, el teatro y el arte en general. La policía reprime indiscriminadamente las marchas pacíficas mientras permite el actuar de los saboteadores. Es incalculable el número de personas muertas, heridas, detenidas y desaparecidas a manos de la represión policial.

La militarización total y extrema que ha ordenado el presidente Iván Duque es, por un lado, pretender apagar con gasolina un gran incendio social ocasionado por la violencia, la corrupción, la ineptitud del gobierno, la absoluta incapacidad de Duque, y por otra parte, realizar una maniobra desesperada, militarista y violenta, para exterminar los sentimientos de cambios políticos de fondo que reclama la ciudadanía. Es una maniobra violenta para perpetuarse en el poder ante la posibilidad de ser desplazados del mismo, no por las manifestaciones multitudinarias de estos cuatro días, sino por las perspectivas que se avizoran para las elecciones de 2022.

Hay que estar alertas por el desarrollo de los acontecimientos en estas horas días y días, la situación es extremadamente grave.

Jaime Cedano Roldan

Sevilla, mayo 2 de 2022

Nota: Les invitamos a escuchar y conocer más análisis sobre esta situación el día jueves en el programa radiofónico Suenan timbres, contaremos con las opiniones autorizadas de líderes y lideresas sociales y analistas políticos de Colombia.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Miércoles, Paro Nacional en Colombia

Este miércoles 28 de abril las organizaciones sindicales, sociales, comunitarias, estudiantiles y los partidos de oposición se lanzan a un Paro Nacional en contra del desacreditado gobierno de Iván Duque, que no solamente está haciendo un desastroso manejo de la pandemia sino que agravará aún mucho más las duras condiciones de vida de las familias colombianas con la pretensión de imponer una Reforma Tributaria que fundamentalmente eleva el impuesto del IVA a los productos de primera necesidad, en un país donde cerca de dos millones de personas están aguantando hambre y crece exponencialmente la pobreza y la miseria, mientras que pulula la corrupción y el despilfarro oficial. La convocatoria del paro incluye diversas exigencias como el respeto al acuerdo de paz, el cese del asesinato de líderes sociales y las violentas represiones contra las movilizaciones ciudadanas que han dejado centenares de heridos y decenas de muertos y se reclaman ayudas urgentes para las familias en situación de pobreza extrema para poder enfrentar los confinamientos por la pandemia. El presidente Duque insiste en la implementación de la reforma tributaria a pesar del amplio rechazo social y político y a la altísima impopularidad de su gestión.

Durante la jornada de protesta se realizarán marchas y concentraciones en todo el país, a pesar del crecimiento de los contagios y muertes por el Covid, pero la situación social es desesperante. En muchas ciudades del exterior sectores de la comunidad colombiana realizará acciones de protesta frente a embajadas y consulados, entre ellas en Madrid y Valencia.

Comité del Paro Nacional anuncia que manifestaciones del 28 de abril se mantiene en Colombia | EL ESPECTADOR

Paro nacional el 28 de abril contra la reforma tributaria (publimetro.co)

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Más allá de Madrid …

¿Cuál es el centro de la lucha política e ideológica que vive España, cuáles sus contradicciones fundamentales, y cómo se expresa en la campaña electoral para las elecciones madrileñas del 4 de abril?

Una pregunta para analistas y politólogos, sobre la cual intentamos en Suenan timbres una temerosa aproximación:

Estamos viviendo, sufriendo o soportando una pandemia y jamás nos imaginábamos que viviríamos esta experiencia. Pensábamos que eran cosas del pasado, o hechos que solo ocurrían en regiones pobres y marginadas de África, el amazonas o del Caribe. Hay momentos en que nos llegamos a imaginar que sólo es una larga pesadilla , un mal sueño, y que despertaremos, y volveremos a nuestras viejas rutinas. Pero no es un sueño. Es una dura realidad.

Y en medio de esta tragedia, con millones de muertos y millones de nuevos hambrientos y marginados, y cuando nos vemos inmersos en incertidumbres y miedos, avanzan, quien lo creyera, procesos electorales. La función debe continuar. Y una de esas elecciones, son las madrileñas. Que trascienden a Madrid, y parecen unas elecciones generales.

El gran debate en la campaña madrileña no es sobre los manejos científicos, epidemiológicos y sociales de la pandemia. A fondo. Con seriedad. No, el gran debate, dentro del aburrido esquema del y tú más, es si la salida son las restricciones o los bares abiertos. Libertad o comunismo, le dice a eso una irresponsable candidata. Y tomarse unas cervezas en un bar con los amigos después de la jornada de trabajo, esto tan agradable, es el gran símbolo, la expresión sublime de la libertad, y los bares cerrados a las 10 de la noche es la oscura sombra del comunismo, la dictadura castro-chavista, proetarra, bolivariana y caribeña. … Aunque aún no hemos podido descifrar el por qué de esa criminalización que de lo caribeño hizo en algún momento Diaz Ayuso.

Un sector de la izquierda viene señalando que la confrontación en Madrid es contra el fascismo. Y esto suena duro, radical, exagerado, incluso algo teatral, en el cual Pablo Iglesias abandona las comodidades de la Moncloa para volverse a vestir con los pullovers de Alcampo y salir a las plazas defender Madrid, como en aquellos tiempos gloriosos del No pasarán.

Gabilondo no quiere pelear con nadie y suaviza su discurso para que no lo involucren en la polarización, aunque nunca ha tenido un discurso destacado y sale en busca de unos esquivos e inalcanzables votos de los decepcionados de Ciudadanos, que parece prefieren volver al PP. (parece que en el PSOE se han dado cuenta de lo errática de la táctica y tiene ahora otra postura)

Pablo Casado siente que Isabel Diaz Ayuso no solo se enfrenta al malvado de Pedro Sánchez, sino que lo quiere destronar y desbancar de la jefatura del Partido y de la futura candidatura presidencial, entonces radicaliza su discurso hasta el ridículo. Abascal siente que podría quedar por fuera de la Asamblea y busca camorras, insulta como nunca, ofende como siempre, echa babaza por la boca y muestra adoquines que nunca le tiraron, mientras la Monasterio insulta a las vecinas que desde las ventanas tocan cacerolas en sus actos fanáticos y marciales, y para reafirmar a sus votantes racistas y xenófobos escogen a los menores tutelados como el blanco de su medieval artillería. Mas Madrid no solo aguanta bien la llegada de Iglesias sino que avanza lentamente. La firme oposición al desastroso e irresponsable manejo que de la pandemia ha hecho Ayuso le está siendo reconocida.

Aparece en escena La Condesa Esperanza Aguirre, que sin pararle bolas a sus descubiertas maniobras para evadir impuestos en la venta de un cuadro del gran Goya, dice tranquilamente que su ex-jefe Pablo Casado es un gran equivocado y que el camino es el que señala Ayuso, el de poner la cara al sol y dar la gran batalla cultural y política.

Esperanza Aguirre habla con absoluta claridad, con transparencia y con valentía. En Madrid hay una gran batalla cultural, política e ideológica. Lo de las cervecitas en las terrazas es el cuento.

La claridad que expresa Aguirre es reconocer la existencia de la gran batalla cultural que rodea el debate madrileño. Ayuso ya lo había dicho, la batalla, el combate para ella era entre el “Comunismo o libertad”, y lo volvió a repetir en el debate de este miércoles.

La batalla real es entre democracia o fascismo, se sigue insistiendo. Pero un fascismo moderno, de nuevo tipo, quizás no es, esperemos, de tanques y fusiles. Aunque crecen las amenazas y las golpizas a inmigrantes y a homosexuales. Lo que destacan y promocionan es un fascismo de rostro bonito y sonrisa resplandeciente. Un fascismo que Ayuso describe como el lado bueno de la historia.

Ella, Isabel, no es ninguna gurú ideológica, no es una líder intelectual, no es una abanderada conceptual. No le da para tanto, es más, no le da realmente para nada. Y en el debate se vio claramente. Ella es solo un producto, un muy buen producto, fabricado, moldeado para entrevistas prefabricadas, moldeadas, preparadas. De palabras simples para votantes simples. A la hora del debate serio, lo suyo son las muecas, la risita nerviosa y el desdén.

Los poderosos, los ideólogos, están detrás. Aznar es uno de ellos, pero hay otros mucho más poderosos que él, los que nunca se presentan a las elecciones pero mandan, pero deciden, pero ordenan, y ganan. Porque deciden y ordenan para ganar, y no los dos millones de euros que se ganó la Espe trampeandole a Hacienda. No. Es gente que gana miles y miles y miles de millones de euros. Fondos buitres de carácter multinacional, banqueros de alta alcurnia y pocos sentimientos, inversionistas poderosos.

Ellos son los que ordenan llamar mantenidos a los hambrientos, llamar mantenidos a los nadies, llamar mantenidos a los pobres, a quienes lo perdieron todo, pero no la vergüenza de tener que hacer una cola de hambrientos para poder comer. Colas que crecen y crecen como crecen las ganancias de los grandes poderosos.

Ahí, en ese desprecio brutal, violento e inmisericorde contra los hambrientos está la cara del fascismo. La cara dura del fascismo. Implacable. Violentamente implacable y cruel.

Se desprecia y se humilla a la gente humilde, desesperada, que avergonzada se ve obligada a ir a las colas del hambre mientras ellos, los del desprecio, convocan a una elegante y distinguida corrida de toros en Madrid para el 2 de mayo. Posarán con sus tabacotes de señoritos vagos, mantenidos y holgazanes. Y sus mantillas de finísimo tejido. Pero para ella y para ellos los mantenidos son otros. Los holgazanes son otros.

El gran debate, el de fondo, no fue el de la televisión. El debate de fondo fue el que se ha realizado por el cartel colocado en el metro de Madrid contra los niños tutelados, que sean extranjeros o españoles es lo de menos, son ante todo niños. Para unos el cartel fue una vergüenza y una bellaquería, propaganda mentirosa y fascista, mientras que para Ciudadanos solo fue populismo y para el Partido Popular tan solo un acto irresponsable. Este fue el gran debate, el que debería hacernos pensar por quien deberíamos votar, y que Madrid y que España queremos dejarle a las nuevas generaciones.

Somos Suenan timbres, la palabra que camina.

Sevilla, abril 22 de 2021

Y aquí la audio-columna que se leyó en la radio, en el programa Suenan timbres, que se emite por varias radios municipales y comunitarias de Andalucía.

Los rostros del odio de cedano85 | Escúchalo gratis en SoundCloud

Y si lo consideras importante te invitamos a ser parte de este proyecto de comunicación alternativa:

Campaña de apoyo a Suenan timbres — Verkami

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Suenan timbres… seguimos sonando

Aquí puede encontrar el audio con los 55 minutos del programa Suenan timbres del jueves 15 de abril. Suenan timbres es semanal. Se emite inicialmente en Radiopolis, una radio comunitaria autogestionada de la ciudad de Sevilla, España, cada jueves a las 12:05 hora de España. En la tarde del mismo jueves hace parte de la programación base de la Asociación de Radios Comunitarias y Municipales de Andalucía. El viernes se emite por la Radio Republicana de la ciudad de Utrera., de la provincia de sevilla. En el programa de esta semana hablamos del carácter internacional del alzamiento fascista contra la II República, hacemos un breve recorrido por aconteceres de América latina y hablamos de la solidaridad con activistas humanitarios sometidos a persecución

https://www.ivoox.com/calenturas-todos-lados-audios-mp3_rf_68669420_1.html

Suenan timbres no recibe subvenciones, ni retribuciones económicas por las emisoras que emiten el programa, y tampoco tiene pauta comercial alguna. Por ello requerimos ahora del apoyo para seguir funcionando…

Campaña de apoyo a Suenan timbres — Verkami

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Rompiendo silencios

El jueves 24 de marzo de 2011 iniciamos el programa “Suenan timbres”, en Radiopolis, radio comunitaria de Sevilla., España. Nunca habíamos hecho radio, aunque sí mantenido contacto con los micrófonos y megáfonos en una larga historia de mítines, recitales, marchas, asambleas, y hasta lecturas del evangelio en la iglesia de Guaduas por allá en el año de 1973.

La idea de tener un programa de radio era una obsesión recién llegados de Colombia pues sentíamos la necesidad de contar lo que allí estaba pasando, hablar de esa guerra interminable y de las muertes de cada día. Palabriar el dolor y la nostalgia. Escogimos el nombre del programa por un poemario escrito en 1926 por Luis Vidales, poeta vanguardista, social, irreverente, bohemio y contestatario, quien reflejaba en sus poemas las nacientes luchas sindicales, estudiantiles y campesinas de aquella década. Para conocer un poco en lo que nos estábamos metiendo hicimos un curso básico de radio de unas 12 horas con la Asociación de Radios Municipales y Ciudadanas de Andalucía.

En las primeras emisiones del programa hablábamos solo de Colombia y de sus tragedias, poniendo música y leyendo de vez en cuando uno que otro poema. Posteriormente empezamos a hablar de América latina, y de Palestina, y del Sahara. Al pasar el tiempo y conociendo mejor el entorno, se introdujo el tema de la inmigración. Un par de años después, con un poquito de confianza en el cuerpo, empezamos a hablar de la política española y europea. Pero no solo hablábamos de las tragedias, también de las resistencias y las esperanzas, y también un espacio para compartir la voz y las denuncias de colectivos sociales de la ciudad de Sevilla.

El programa fue teniendo buena acogida y el 15 de enero de 2014 Suenan timbres empezó a hacer parte de la programación de una de las redes radiofónicas más importantes de España, la Asociación de Radios Municipales y Ciudadanas de Andalucía, integrada por un centenar de radios. De ellas, un número muy importante tienen nuestro programa como parte de su programación.

Radiopolis, la radio donde iniciamos el programa, nació en el 2006 como un proyecto de radio comunitaria aprobado por los vecinos y vecinas en asambleas en los barrios. Fue el más votado en el marco de los “Presupuestos Participativos”, que impulsó Izquierda Unida cuando cogobernaba con el PSOE en el Ayuntamiento. Realizar Suenan timbres no significaba ningún esfuerzo económico, pero tampoco, y mucho menos, ningunos fabulosos ingresos salariales como piensan mis buenas tías por allá a orillas del río Magdalena. El Ayuntamiento subvencionaba el funcionamiento de la radio, instalada en una torre de cierta nobleza histórica, la antigua torre del cambio de agujas de Renfe.

En el año 2011 el Partido Popular ganó las elecciones municipales y una de las primeras cosas que hizo fue suspender la subvención de Radiopolis e iniciar tramites para expulsarnos de La Torre, propiedad del ayuntamiento. Vino una gran batalla política, ideológica y cultural con la consigna de “Radiopolis se queda”. Teníamos una extraordinaria Junta Directiva en la asociación, y una buena Asamblea, que realizó un impresionante trabajo de denuncia, montaje de festivales, debates y actos. Y nos quedamos. Empezó una nueva etapa para la supervivencia autogestionada, que significó un interesante proceso de organización por parte de los colectivos y personas que hacíamos la radio. Asambleas, debates, iniciativas, tareas. Vida comunitaria. Nos asignamos, además, una cuota de afiliación y otra de sostenimiento. Algunos programas tenían patrocinadores o los financiaban sus colectivos. Habíamos logrado ganar una buena batalla, teníamos que aprender a sobrevivir en autogestión. Mucho se avanzó. Pero después estallaría la burbuja, llegó la gran crisis y muchos programas sucumbieron. Radiopolis, como la vieja Torre de la Aguja siguió de pie. Otros programas han caído en medio de la crisis pandémica. Radiopolis sigue. Suenan timbres también.

Por nuestra parte, para conseguir recursos para las cuotas y gastos de realización de Suenan timbres, hemos realizado en todos estos años diversas iniciativas como vender camisetas, libros y gorras. Y el sancocho. Un afamado sancocho anual que convocaba a mucha gente, el último de ellos realizado en La Casa Grande del Pumarejo, exactamente un mes antes de que decretaran el Estado de alarma por la llegada de la pandemia. A pesar de las dificultades hemos logrado mantener con vida a “Suenan timbres” en estos complicados y difíciles tiempos de diversos confinamientos, montando el estudio de grabación en el “insonorizado” hueco de un armario de la casa.

Somos Suenan timbres, la palabra que camina, la América latina en las radios comunitarias de Andalucía.

Te invitamos a apoyar a Suenan timbres aportando desde la Plataforma Verkami en la que estamos impulsando una campaña de mecenazgos o apadrinamientos.

Campaña de apoyo a Suenan timbres — Verkami

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El olvido que seremos

“Ya somos el olvido que seremos. El polvo elemental que nos ignora y que fue el rojo Adán y que es ahora todos los hombres, y que no veremos. Ya somos en la tumba las dos fechas del principio y el término. La caja, la obscena corrupción y la mortaja, los triunfos de la muerte, y las endechas. No soy el insensato que se aferra al mágico sonido de su nombre. Pienso con esperanza en aquel hombre que no sabrá que fui sobre la tierra. Bajo el indiferente azul del cielo, esta meditación es un consuelo”.

Epitafio, poema de Jorge Luis Borges, copiado a mano, que Héctor Abad Gómez llevaba en su bolsillo el día que lo mataron, el 25 de agosto de 1987, en Medellín, en momentos en que se encontraba frente a la sede la Asociación de Educadores de Antioquia, donde se realizaba el funeral del presidente de la asociación, asesinado horas antes. Héctor Abad Gómez había sido, o era, un buen médico, un hombre dedicado a su familia y a sus pacientes, y ya jubilado se hizo presidente del comité por la defensa de los derechos humanos, en unos tiempos en que eran masacrados todos los días. Podría decirse, en palabras de Antonio Machado que era, en el buen sentido de la palabra, bueno.

Además del poema, llevaba en su bolsillo una lista de personas amenazadas de muerte por los paramilitares, y que él estaba viendo como ayudar, proteger. 1987 fue uno de los años más duros de la guerra sucia y el terrorismo de estado y de la violencia desatada por Pablo Escobar. Todos los días asesinaban lideres sociales y de la oposición, estallaban bombas, habían masacres. Como ahora. Colombia con Iván Duque y Uribe ha vuelto al espantoso terror de esos años de miedo.

En el funeral de Hector Abad hablaron cuatro personas, tres de ellas fueron posteriormente asesinadas, recuerda Héctor Abad Faciolince, el hijo, en el libro “El olvido que seremos”, que fue llevado al cine por Fernando Trueba y que ha ganado, recién, un Goya a la mejor película iberoamericana. El asesinato de las tres de las personas que hablaron en el entierro de Abad Gómez es una historia muchísimas veces repetidas. Jorge Rojas un defensor de derechos humanos escribió hace unos meses un hilo en twitter en referencia al genocidio de la UP y una secuencia de asesinatos en el departamento de Córdoba, decía uno de los trinos:

“En el entierro de Cujavante habló Francisco Dumar, en el entierro de Dumar habló Gustavo Guerra, en el entierro de Gustavo habló Teodoro Medrano, en el entierro de Teodoro no habló nadie…”…La gente o estaba muerta o en el exilio.

El olvido que seremos de cedano85 | Escúchalo gratis en SoundCloud

Podcast de una parte del programa de radio “Suenan timbres” del día 11 de marzo. “Suenan timbres se emite sin remuneración alguna en Radios comunitarias y municipales de Andalucía, España. Somos una radio autogestionada.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Álvaro Uribe no duerme en paz

Este viernes 5 de marzo el nombre de Álvaro Uribe ha sido el centro de una fenomenal batalla en las redes sociales, en las tertulias políticas y en cualquier charla o discusión en todos los rincones del país. Algo nada extraño, dadas las controversias que a diario el ex presidente suscita, ya sea por sus declaraciones usualmente incendiarias, por las permanentes acusaciones que se le hacen por hechos de graves violaciones a los derechos humanos, como su papel en la criminal historia de los falsos positivos, o la influencia que tiene sobre el actual gobierno de Iván Duque, acusado de corrupción total, nepotismo, contubernios con las mafias y uno de los abanderados de las más rancias políticas neoliberales en América latina, lo mismo que su agresiva guerra contra Venezuela.

Contra Uribe cursa una investigación por el delito de fraude procesal y soborno a testigos, una de las tantas investigaciones en las que está inmerso, pero es la más avanzada y en la que han habido fallos judiciales. La investigación por fraude procesal la inició la Corte Suprema de Justicia quien llegó a proferir en su contra una orden de detención domiciliaria. Astutamente renunció a su curul en el senado para que su caso dejara de ser competencia de la Corte y pasara a la Fiscalía, entidad que tiene como Fiscal general a un oscuro personaje perteneciente al espectro más rancio del uribismo. Logró su objetivo y su caso pasó a la Fiscalía que asumió la investigación y lo primero que hizo fue ordenar su libertad, aunque seguía vinculado al proceso.

Para este viernes 5M la fiscalía debía hacer un pronunciamiento sobre el proceso, de si pedía la continuidad de la investigación y el proceso para que Uribe fuera juzgado, o si solicitaba la preclusión del mismo. No era difícil imaginar cuál sería la postura. Ha pedido cerrar el caso por la supuesta inexistencia de delito alguno por parte de acusado, y que si lo hubo fue cometido por terceros. Uno de los abogados de Uribe está preso en el marco del mismo proceso, abogado ampliamente conocido por su amplia clientela de narcotraficantes y mafiosos.

Ahora el caso lo asume una Jueza de conocimiento que deberá convocar una audiencia para escuchar a las partes y tomar una resolución, que en cualquier caso terminará en el Tribunal Superior de Bogotá y en última instancia incluso en la misma Corte Suprema de Justicia, pues son de esperarse las apelaciones correspondientes.

Los fuertes y enconados debates que se dan en Colombia en torno a este proceso hacen parte de la gran batalla democrática por la recuperación de la institucionalidad, que bajo la mano férrea de Uribe se ha puesto al servicio de intereses oscuros, reaccionarios y mafiosos. Es lo que desde hace años se llama el desmonte del “embrujo autoritario de Uribe”.

Mientras tanto muchos otros procesos siguen pendientes de apertura, desarrollos y resoluciones , entre otras cosas por masacres, desapariciones forzadas, calumnias, prevaricaciones, corrupción o el de los falsos positivos. Uribe ha dado “gracias a Dios” por la vuelta que le ha hecho la fiscalía pero con absoluta seguridad no duerme tranquilo con tanto juicio a sus espaldas. Por su parte el senador Iván Cepeda, el gran protagonista de esta batalla y que empezara siendo acusado por Uribe y terminara de acusador ha expresado que “la difícil historia de la lucha contra la impunidad de máximos responsables políticos es un camino zigzagueante en el cual hay derrotas y victorias. Pero en el que también hay hitos que terminan construyendo una cultura de la memoria, la verdad y la justicia: días en los cuales los dictadores y tiranos ven derrumbarse su impunidad y su soberbia.

Sevilla, marzo 6 de 2021

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Les voy a contar un cuento…

Les voy a contar un cuento

ahura quel agua y el viento

traen a la memoria mía

cosas que naide sabía

y que yo diré al momento…

El jueves 24 de marzo de 2011 iniciamos el programa “Suenan timbres”, en un espacio cedido por Radiopolis, radio comunitaria de movimientos sociales y culturales de Sevilla. Serían 55 minutos todos los jueves. Nunca habíamos hecho radio, aunque sí mantenido un largo contacto con los micrófonos y megáfonos, en una muy larga historia de mítines, tempranos recitales, marchas, asambleas, y hasta de lecturas del evangelio en la iglesia de Guaduas por allá en el año de 1983.

La idea de tener un programa de radio era una obsesión. Recién llegados de Colombia sentíamos la necesidad de contar lo que allí estaba pasando, hablar de esa guerra interminable y de las muertes de cada día. Palabriar el dolor y la nostalgia. Escogimos el nombre del programa por un poemario escrito en 1926 por Luis Vidales, un contable-poeta, expresión del vanguardismo en Colombia, poeta social, irreverente, bohemio y contestatario quien reflejaba en sus poemas las nacientes y crecientes luchas sindicales, estudiantiles y campesinas de aquella década. Para conocer un poco en lo que nos estábamos metiendo hicimos un curso básico de radio de unas 12 horas con la Asociación de Radios Municipales y Ciudadanas de Andalucía, la Ema. En las primeras emisiones del programa hablábamos solo de Colombia y de sus tragedias, poniendo música y echando de vez en cuando uno que otro poema. Posteriormente empezamos a hablar de América latina, y de Palestina, y del Sahara. Al pasar el tiempo y conociendo mejor el entorno se introdujo el tema de la inmigración. Un par de años después, con un poquito de confianza en el cuerpo empezamos a hablar de la política española y europea. El programa fue teniendo buena acogida y el 15 de enero de 2014 empezó a hacer parte de la programación de la Asociación de radios municipales y ciudadanas vinculadas a “La Onda Local de Andalucía”.

Radiopolis nació en el 2006 como un proyecto de radio comunitaria aprobado por los vecinos y vecinas en asambleas en los barrios. Fue el más votado en el marco de los “Presupuestos Participativos” que impulsó Izquierda Unida cuando cogobernaba con el PSOE en el Ayuntamiento. Realizar Suenan timbres no significaba ningún esfuerzo económico, pero tampoco, y mucho menos, ningunos fabulosos ingresos salariales como piensan mis buenas tías por allá a orillas del río Magdalena. El Ayuntamiento subvencionaba generosamente el funcionamiento de la radio, instalada en una torre de cierta nobleza histórica, la antigua torre del cambio de agujas de Renfe.

En el año 2011 el Partido Popular ganó las elecciones municipales y una de las primeras cosas que hizo fue suspender la subvención de Radiopolis e iniciar tramites para expulsarnos de La Torre, propiedad del ayuntamiento. Vino una gran batalla política, ideológica y cultural con la consigna de “Radiopolis se queda”. Teníamos una extraordinaria Junta Directiva en la asociación, y una buena Asamblea, que realizó un impresionante trabajo de denuncia, montaje de festivales, debates y actos. Y nos quedamos.

Empezó una nueva etapa para la supervivencia autogestionada de la radio, que significó un interesante proceso de organización por parte de los colectivos y personas que hacíamos la radio. Asambleas, debates, iniciativas, tareas. Vida comunitaria. Nos asignamos, además, una cuota de afiliación y otra de sostenimiento. Algunos programas tenían patrocinadores o los financiaban los colectivos. Habíamos logrado ganar una buena batalla logrando impedir la expulsión de la Torre, teníamos que aprender a sobrevivir en autogestión. Mucho se avanzó. Pero después estallaría la burbuja, llegó la gran crisis y muchos programas sucumbieron. Pero radiopolis, como la vieja Torre de la Aguja sigue de pie. Otros programas han caído este año en medio de la crisis pandémica. Pero Radiopolis sigue.

Por nuestra parte, para conseguir recursos para las cuotas y gastos de realización de Suenan timbres hemos realizado en todos estos años diversas iniciativas como vender camisetas, libros y gorras. Y el sancocho. Un afamado sancocho anual que convocaba a mucha gente, el último de ellos realizado en La Casa Grande del Pumarejo, exactamente un mes antes de que decretaran el Estado de alarma por la llegada de la pandemia. A pesar de las dificultades hemos logrado mantener con vida a “Suenan timbres” en estos complicados y difíciles meses, y queremos seguir haciéndolo.

Cuando todo esto pase nos encontraremos y nos abrazaremos alrededor de un suculento sancocho, una Cruz campo, un vino y una paella….

Sevilla, febrero 13 de 2021, Día Mundial De La Radio

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Y las víctimas estaremos ahí

Se inicia este lunes 8 de febrero en la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte-IDH) una Audiencia pública de especial importancia para el pueblo colombiano. Se trata de la Audiencia en la cual la Corte va a decidir la responsabilidad del Estado colombiano en el Genocidio político cometido contra la Unión Patriótica, el partido creado en el año de 1985 como resultado de los Acuerdos de Tregua, Cese al Fuego y Paz, firmados en aquel entonces entre el gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC. Y por primera vez, esta audiencia en contra del genocida estado colombiano podrá seguirse a través de las redes sociales. Las víctimas y los sobrevivientes, y los dolientes de la UP, y las víctimas de muchos otros movimientos podremos sentarnos en primera fila en este tribunal y escuchar los testimonios y los alegatos. Lo podremos ver por las redes sociales de la Unión Patriótica, del semanario Voz y de la Corporación reiniciar.

La UP fue un proyecto de paz. Iba a servir de transito paulatino para que el movimiento guerrillero pasara de la lucha armada a la lucha política legal, y también para que se expresaran muchos colombianos que no se sentían identificados con los partidos tradicionales. Fue un partido de amplia convergencia política y social. La UP salió a la palestra política y eligió en 1986 una importante cantidad de alcaldes, concejales, diputados regionales y diputados nacionales, pero inmediatamente fue sometida a un exterminio permanente, sistemático, por parte de los enemigos de la paz, un genocidio político, más de 6 mil de sus militantes y sus dirigentes fueron asesinados, miles fueron victimas de desplazamiento forzado, exilio, centenares sufrieron encarcelamientos sobre la base de montajes jurídicos, y las regiones de influencia electoral, social y política fueron objeto de violencia, de despojos, de una clara política de despoblamiento, de tierra arrasada.

De manera que esta audiencia en la Corte Interamericana tiene una importancia muy grande. Son 28 años en los cuales la UP y sus sobrevivientes han estado luchando porque haya justicia, porque haya verdad, porque se señale la responsabilidad por acción y por omisión del estado colombiano en este genocidio. Ya hubo un pronunciamiento de la Comisión Interamericana (CIDH) que fue rechazado por el estado y por eso el caso lo asumió la Corte Interamericana.

Esta audiencia hace parte de las luchas del pueblo colombiano y de los pueblos de América latina por los derechos humanos, por la vida y se realiza en momentos en que Colombia vive una nueva etapa de exterminio de diversos sectores sociales. Este año se han perpetrado 11 masacres en distintas regiones agrarias y siguen asesinando a los ex guerrilleros de las FARC que firmaron la paz.

Les invitamos a estar pendientes de esta audiencia, de esta gran batalla por la verdad, la justicia, la reparación Integral y la No Repetición, que tiene que ver con un caso específico, el de la UP, pero que será muy importante para avanzar en la lucha contra todas las impunidades, contra el silencio y el olvido de todos los crímenes y violencias que se han cometido y se siguen cometiendo contra el pueblo colombiano.

Jaime Cedano Roldan

Integrante de la Dirección Ejecutiva Nacional de la UP entre 1992 y 2008

Una histórica audiencia de cedano85 | Escúchalo gratis en SoundCloud

Boletín Caso UP (2).pdf

La audiencia que la Unión Patriótica lleva esperando 28 años | EL ESPECTADOR

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario